Ataque de Pánico

Ataque de Pánico

¿Qué es un ataque de Pánico y cuales son sus sintomas?

Los ataques de pánico o también llamados crisis de ansiedad son ataques inesperados y espontáneos, de corta duración, con aparición repentina de temor, miedo intenso o terror acompañados de una serie de síntomas físicos:

  • Palpitaciones rápidas o violentas.
  • Sensación de ahogo o falta de aire.
  • Opresión o malestar en el pecho.
  • Sensación de inestabilidad, mareos.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Cosquilleo o sensación de entumecimiento en las manos.
  • Escalofríos, sofocos.
  • Sensación de estar soñando o deformación de la percepción.
  • Terror, sentir que algo horrible va a pasar y no se puede evitar.
  • Miedo a perder el control o volverse loco o hacer algo que cause a uno vergüenza.
  • Miedo a morir o sensación de muerte inminente.

Cuando una persona sufre continuos ataques de pánico o una fuerte ansiedad por miedo a tener otro ataque, se dice que sufre un TRASTORNO DE PANICO. Como hemos comentado estos ataques son de comienzo repentino y en muchos casos imprevistos, aunque existen situaciones en las que aparecen con más frecuencia, como los lugares cerrados y llenos de gente, los transportes públicos, grandes almacenes y en general en aquellos lugares en los que las vías de escape o salida no son fáciles.

En muchos casos las personas afectadas de un ataque de pánico creen que están sufriendo un ataque cardíaco o temen volverse locos o morir, por lo que es frecuente que acaben dirigiéndose al servicio de urgencias de un hospital.

La duración de un ataque de pánico es variable, oscilando desde pocos minutos hasta una hora. Su frecuencia es también variable, pudiendo repetirse varios ataques en un día o pasar semanas entre uno y otro.

En muchas ocasiones el individuo afectado por un ataque de pánico suele desencadenar ansiedad anticipatoria debido al miedo a que ocurra otro ataque, lo que facilita el que aparezca de nuevo.